Casi todos los animales que entran en las instalaciones tienen un pasado más o menos amargo detrás, pero algunas veces, es realmente cruel como es el caso de Samanta, una gatita que vino junto a sus dos hermanas, con un ojo en muy malas condiciones. Cuando la vimos Samanta estaba sin fuerzas, con esa masa enorme en el ojo, y enseguida la llevamos al veterinario. No se pudo operar inmediatamente y se la ingreso para administrarle todo lo necesario para conseguir estabilizarla y recuperar sus fuerzas.

La operacion fue todo un exito, además de la extraccion del ojo se le hizo una biopsia para descartar que fuera un tumor como al principio nos temiamos.  En pocos dias pudimos respirar tranquilos, Samanta no tenia un tumor!

La recuperacion de Samanta ha sido super rapida y actualmente se encuentra casi preparada para compartir su vida con los demas gatos.

Ayuda a los animales abandonados!
DONA a nuestra cuenta Cajamar:
  IBAN: ES06 3058 0327 17 2720013313
  SWIFT/BIC: CCRIES2AXXX