LLevamos unos dias viendo que Excalibur tenía la cara amarilla. Empezamos a investigar por si era una enfermedad mortal, pero no lo parecía.. Quizás sea el pienso que le produce alergia, tampoco. Ayer en el patio descubrimos el misterio del perro amarillo. Excalibur esta entusiasmado de oler las oliveras del patio y como se sube a oler, al final toda la cara termina amarilla.No creo que en Alemania existan muchos oliveras, pero mucho cuidado con este fisgón!!