Gatos protectora El Cobijo
Hasta siempre, Atila

Hola a todos, soy Atila, y hace dos días dejé la protectora en silencio, durmiendo en mi cesta habitual. Crucé el arco iris. La verdad es que era muy joven y creo que era pronto para morir, pero la vida es así.

Quiero dar las gracias a todos los que me habéis ayudado desde que entré a la protectora. A la persona que me recogió junto a mis hermanos en la calle. A los cuidadores que han soportado mi mal carácter durante mucho tiempo. A las gatunas que poco a poco, con paciencia han conseguido que llegara a lo que era hasta hace poco. Un gato, no muy sociable, pero que me dejaba tocar por mis amigos.

A todas las latas que me habéis dado, los mimos que han podido suavizar mi corazón.
Ah! Y a mi madrina la Sra. Schiffer, que ha contribuido a todos mis gastos desde Alemania. A todos muchas gracias!!!!!

Aquí os dejamos los nuevos perretes y gatetes buscando hogar.